lunes, 14 de noviembre de 2016

Magic Tomato Soup Bundt Cake


Hoy es el día Internacional del Bundt Cake, y para celebrarlo por todo lo alto he preparado este bundt cake especial: Magic Tomato Soup Bundt Cake, originalmente llamado: pastel de misterio, es un pastel  de especias que contiene una lata de sopa de tomate condensado. El "misterio" era que nunca se adivinaría el ingrediente secreto, si anteriormente no se sabía.
Este Pastel misterio, es de la época del Red Velvet (terciopelo rojo), uno de los bundt cakes más demandados y apreciados por tod@s.
El pastel de misterio no se hizo realmente conocido hasta la Gran Depresión. El uso de huevo, productos lácteos y sustitutos de la mantequilla fue muy popular durante esa época, ingredientes eran caros y escasos. Las verduras ralladas o en puré como el calabacín o las zanahorias eran sustituciones populares de los huevos y la mantequilla, al igual que la compota de manzana, que sigue siendo una sustitución popular para los panaderos conscientes de la salud hasta el día de hoy. Junto con su contenido de humedad, la sopa de tomate tenía el beneficio adicional de una acidez que funciona como acondicionador de la harina. Esto significa que no sólo se podría utilizar en lugar de mantequilla, sino que también podría reemplazar el suero de mantequilla normalmente se utiliza en la cocción para asegurar una miga húmeda, tierna y delicada.
La sopa de tomate le añade un sabor sutil y dulzor, que asegura que este pastel húmedo  se mantenga bien durante días.
Fuente: Brooklyn Homemaker


Ingredientes: (10cups)
  • 350 gr de harina de trigo
  • 175 gr de azúcar blanco
  • 175 gr de azúcar moreno
  • 175 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 ml de agua
  • 1 lata de sopa de tomate condesado Campbell´s (la he comprado en una tienda que venden productos americanos)
  • 3 huevos L
  • 1 pizca de sal
  • 1 ½ cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 ½ cucharadita de canela en polvo
  • ½ cucharadita de clavo molido
  • ½ cucharadita de nuez moscada molida
  • Opcional: nueces y pasas

Elaboración:
Precalentar el horno a 170º y engrasar el molde.
Tamizar la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal, la nuez moscada y el clavo, reservar.
En una taza, mezclar la sopa de tomate con los 100 ml de agua y mezclar bien, reservar.
En el bol de la batidora, batir la mantequilla con los azúcares, hasta conseguir una mezcla bien esponjosa.
Añadir los huevos uno a uno, no insertar el segundo hasta que el primero esté totalmente integrado y así sucesivamente.
Añadir la mezcla de la harina y la de la sopa de tomate, alternativamente, empezando y acabando con la mezcla de la harina. No mezclar en exceso, solo lo necesario para conseguir una mezcla homogénea.
Agregar las nueces y las pasas si se desea.
Verter la mezcla en el molde y hornear durante 55-60 minutos o hasta que al insertar una brocheta, esta salga totalmente limpia.
Transcurrido ese tiempo, retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla unos 15-20 minutos, luego desmoldar con cuidado y dejar enfriar en su totalidad.



Este tipo de pasteles se suelen glasear con un glaseado de queso crema.
A mí como no me gustan los quesos, no lo he hecho, ya que me encantan los bundts sin decorar. Pero os dejo aquí una receta de glaseado de queso crema para quién lo desee:
  • 100 de queso crema
  • 125 de azúcar glasé
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6-8 cucharadas de leche
En un bol, batir el queso crema hasta que esté suave y ligero. Agregar el azúcar glasé, la vainilla y la leche, batir después de cada adición hasta conseguir el glaseado deseado.
Verter el glaseado sobre el bundt y ya lo tenemos listo para degustar!!!!!
Espero que os haya gustado mi propuesta y me dejéis vuestra opinión J
La tabla personalizada que usé en la foto es de WoodFlavors


Image and video hosting by TinyPic