jueves, 13 de diciembre de 2018

Galletas especiadas de Navidad


Hoy os traigo unas sabrosas, divertidas y sencillas galletas, fáciles de preparar, para hacer con los niños jugando con formas típicas navideñas. Además dejarán un aroma increíble en toda la casa después de hornearlas.
Estas galletas tan navideñas además de estas buenísimas, son monísimas, verdad? Nos pueden servir para decorar el árbol (haciéndoles un agujero en la parte superior de la galleta), la mesa, como detalle para que se lleven los invitados…
La receta es muy sencilla, es una receta básica de galletas de mantequilla, añadiéndole especias al gusto.

Ingredientes
  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 225 g de azúcar  panela o azúcar moreno
  • 600 g de harina de trigo (9 de proteína)
  • 2 huevos M
  • 3 cucharaditas  de canela
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • ½ cucharadita de nuez moscada




Elaboración
En primer lugar, tamizamos la harina, la canela, el jengibre y la nuez moscada, reservamos.
En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que consigamos una mezcla muy cremosa.
Incorporamos los huevos uno a unos. No añadimos el segundo, hasta que el primero esté totalmente integrado en la mezcla.
Ahora añadimos la mezcla de la harina poco a poco.
Espolvoreamos harina sobre la mesa de trabajo, ponemos la masa y la terminamos de trabajar con las manos.
Llevamos a refrigerar unos 20 minutos.
Seguidamente cortamos la masa en trozos, estiramos sobre la mesa de trabajo y con la ayuda del rodillo decorativo les damos forma. Cortamos con el cortador de la forma que más nos guste y las colocamos en una bandeja de hornear forrada con papel vegetal.
Horneamos unos 14-15 minutos a 180º hasta que comiencen a dorarse.
El horno debe estar previamente precalentado.
Las retiramos del horno y las dejamos enfriar. Y ya tenemos nuestras galletas listas!!! Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy, y os animéis a hacerlas cuando vuestros hijos cojan las vacaciones navideñas.


Mantel individual: LaPajarita
Rodillo galletas Navidad: Amazon
Cortadores de galletas: Amazon
Cuenco: Ikea

Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Calabaza Bundt Cake


Otro año más celebro el National Bundt Cake Day, un día en el que las redes  se llenan de estos deliciosos bizcochos hechos con los famosos moldes de Nordic Ware.
Este año he querido hacer algo diferente, así que aproveché que quería probar a hacer un bundt en crockpot y me puse manos a la obra. Tengo que confesar que me ha sorprendido mucho el resultado, pues salen unos bizcochos súper esponjosos.
Creo que a partir de hoy mis crockpots van a echar humo, jajaja, entro lo salado y lo dulce no van a dar abasto …..
La receta que he elegido para celebrar este día, es muy de la época del año en la que nos encontramos. Me encanta hacer todo tipo de dulces con los productos de plena temporada 
Aprovechando que tenía puré de calabaza recién hecho, hice este maravilloso bundt cake que espero que os guste y os animéis a hacer. Vamos con la receta:

Ingredientes para un molde de 6 tazas
  • 210 g de harina de trigo
  • 150 g de azúcar panela
  • 150 g de puré de calabaza
  • 2 huevos M
  • 140 g de aceite de oliva suave
  • 100 g de leche templada
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de sal



Elaboración
Precalentar la crockpot en alta (30 minutos) y engrasar el molde con spray desmoldante.
Tamizar la harina con la canela, la levadura, el bicarbonato y la sal.
Mezclar la leche con el puré de calabaza, reservar.
En un bol, batir el aceite, los huevos y el azúcar. Seguidamente vamos añadir la mezcla de la harina alternando con la mezcla de la leche. Lo haremos en 3 tandas, siempre comenzado y terminando con la mezcla de la harina. Batir hasta obtener una mezcla homogénea.
Verter la mezcla en el molde que teníamos previamente engrasado y colocar el monde en la crockpot, cubrir con un paño de cocina para que recoja la humedad.
Colocar la tapa y dejar cocinar 2 horas en alta. Una vez transcurrido el tiempo, apagar la olla, destapar y dejar que se temple, hasta que notemos  que el molde se ha enfriado
Desmoldar y dejar que acabe de enfriar, sobre una rejilla.
Ya tenemos listo nuestro bundt para servir y degustar, espero que os haya gustado mi propuesta de hoy.


Vajilla: Zara Home
Mantel Individual: LaPajarita
Servilleta: La Pajarita


Image and video hosting by TinyPic

martes, 25 de septiembre de 2018

Tarta mousse de yogurt y mango


Tenía claro que no quería perderme la oportunidad de participar en el último reto de la segunda vuelta del abecedario, ya que por un motivo u otro, llevaba un par de meses sin poder participar. Pero este mes, aunque con un día de retraso, aquí estoy J
Para este último mes, el ingrediente obligatorio era usar mermelada, el otro era de libre elección. En mi caso he optado por una tarta fría de yogurt y mango,  receta  del canal de Quiero Cupcakes.



Ingredientes (para un molde desmoldable de 23cm)
.
Base
  • 250 gr de galletas María hojaldradas
  • 100 gr de mantequilla


Relleno
  • 450 g de mango natural
  • 3 yogures naturales sin azúcar
  • 100 gr de azúcar blanco
  • 300 ml de nata para montar
  • 80 ml de agua fría
  • 15 gr de gelatina neutra en polvo

Cobertura
  • 350 gr de mermelada de mango (lo ideal es que sea casera o sino comercial de buena calidad)
  • 40 ml de agua fría
  • 5 gr de gelatina neutra en polvo




Elaboración
En primer lugar preparamos la base. Para ello trituramos las galletas con un procesador de alimentos y las ponemos en un bol. Añadimos la mantequilla derretida  y mezclamos muy bien.
Vertemos la mezcla en el molde desmoldable y extendemos por toda la base un con la ayuda de una cuchara presionamos para que quede una masa compacta y no se nos desmenuzará al cortar. Llevar al frigorífico.

Para elaborar el relleno, primero hidrataremos la gelatina.  Para ello vertemos la gelatina en el agua fría, revolvemos y dejamos reposar unos 10 minutos. Luego la llevamos al microondas para que se derrita, reservamos.
En una batidora de vaso, ponemos el mango en trozos, el yogurt  y la mitad del azúcar, trituramos hasta conseguir una mezcla homogénea. Añadimos la gelatina y mezclamos unos segundos para incorporarla a la mezcla.
En un bol, montamos la nata, cuando esté comenzando a montar, añadimos el azúcar restante y seguimos montando hasta que tenga una consistencia muy cremosa. No se debe montar del todo, para conseguir una mousse muy cremosa.
Con la ayuda de una espátula y con movimientos envolvente, vamos vertiendo poco a poco la mezcla del mango a la nata semi montada. Cuando obtengamos una mezcla homogénea, la vertemos en el molde. Congelamos unos 20 minutos o la dejamos en el frigorífico toda la noche. Yo opté por dejarla toda la noche en el frigorífico.

Para elaborar la cobertura de mango, hidratamos la gelatina, dejamos reposar unos 10 minutos y la derretimos en el micro.
En un bol vertemos la mermelada de mango, le añadimos la gelatina derretida y mezclamos bien con la ayuda de unas varillas.
Vertemos la mezcla de la mermelada sobre la tarta que teníamos reservada en el frigorífico y expandimos bien con la ayuda de una espátula, para que nos quede bien lisa.
La llevamos de nuevo al frigorífico para que cuaje la mermelada (unas 4 horas)
Pasado ese tiempo, desmoldamos y ya la tenemos lista para servir y degustar !!
Espero que os haya gustado mi propuesta para el reto, dejarme vuestra opinión en comentarios, me encanta leeros, muakssssssss.

Image and video hosting by TinyPic

domingo, 15 de julio de 2018

Brioches rellenos de crema de avellanas


Las masas brioches son mi perdición, así que a pesar de las altas temperaturas de estos días, mi horno sigue a pleno rendimiento J
Hoy os traigo estos deliciosos brioches rellenos de crema de avellanas, son ideales tanto para desayunar como para merendar. Aunque debo confesar que a mi entran muy bien a cualquier hora del día jajajaja.
La receta de la masa brioche es de Ettore Cioccia, una de mis preferidas.

Para la masa brioche
  • 250 g harina de gran fuerza   W380-400
  • 6 g sal
  • 30 g azúcar granulado
  • 15 ml leche entera
  • 5 g levadura fresca
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 125 g mantequilla sin sal, fría y cortada en cubitos



Preparación de la masa brioche
En una taza disolver la levadura fresca en 15 ml de leche, mezclar hasta que no queden grumos.
En el bol de la batidora, colocar la harina, la sal, el azúcar y los huevos.
Colocar el gancho amasador, y a velocidad media, mezclar los ingredientes durante unos 5 minutos.
A continuación, añadir la levadura que habéis disuelto en la leche, y mezclar un par de minutos más. Añadir la pasta de vainilla.
Seguidamente, despegar con las manos la masa del gancho, poner de nuevo en marcha la batidora y comenzar a incorporar poco a poco la mantequilla. La mantequilla debe estar fría, y cortada en cubitos muy pequeños, para que sea más fácil integrar. A medida que vayáis añadiendo gradualmente la mantequilla, veréis que poco a poco la textura de la masa ya no es tan dura, se vuelve más suave y elástica. Durante el amasado, es importante que de vez en cuando, despeguéis la masa del gancho.
Una vez hayáis incorporado toda la mantequilla, seguir amasando a velocidad media, durante 10 minutos aproximadamente. La masa estará lista cuando veáis que las paredes del recipiente están bastante limpias, y no hay casi restos de masa. Al estirar la masa, ésta no se rompe, es bastante elástica. Si veis que se rompe, seguir amasando con el gancho unos minutos más.
Cuando la masa esté lista, volcarla sobre una encimera. Si la masa está perfecta, veréis que no es necesario nada de harina, ya que no se pega en las manos, ni en la mesa. Le dais forma de bola, la colocáis en un bol, y la cubrís con papel film a piel. Dejar reposar a temperatura ambiente hasta que casi duplique su tamaño. El tiempo es relativo, dependerá de la  temperatura de vuestra casa.
Una vez haya crecido, desinflar la masa. Formar una bola, y colocarla en el mismo bol, cubierta con papel film. La dejáis reposar en la nevera durante un mínimo de 8 horas, yo la he dejado toda la noche.
Al día siguiente, retirar la masa del frigorífico y colocarla sobre una mesa de trabajo. Estirar, con la ayuda de un rodillo, de forma que nos quede un rectángulo de 50 x 35 cm aproximadamente.
Rellenar de crema de avellanas al gusto.
Una vez esté la masa cubierta de una capa de crema de avellanas, comenzar a enrollar. Una vez esté enrollado, cortar la masa en trozos de aproximadamente 2 cm y colocar en la bandeja del horno, previamente forrada con papel de hornear. Se debe dejar espacio entre uno y otro, ya que tienen que volver a levedar. Y si quedan muy juntos, se no pegaran.
Dejar levedar hasta que dupliquen su tamaño, unas 2 horas, aunque todo dependerá de la temperatura que haya en el hogar.
Precalentar el horno a 180º y hornear unos 10-12 minutos.
Retirar del horno, y dejar que se enfríen. Ya están listos para degustar !!!
Que os aparecido la propuesta de hoy??? Espero vuestras opiniones, ya que me encanta leeros y saber si os gustan mis propuestas, muaksssss

Image and video hosting by TinyPic

domingo, 8 de julio de 2018

Tarta de queso con toffee y nueces pacanas caramelizadas


Hace unos días recibía un paquete que contenía nueces pacanas caramelizadas, mi fruto seco preferido, y nada más verlo tenía claro que receta iba a hacer.
Pese a las altas temperaturas que tenemos en Galicia estos días, no dude en encender el horno para preparar esta deliciosa tarta de queso con toffee  y pacanas caramelizadas.
La receta es del libro Tartas de queso de Hannah Miles (con pequeñas modificaciones). A quien no lo conozca, se lo recomiendo. Es un libro donde podrás encontrarte con 60 recetas de tartas de quesos, de todos los tamaños y gustos, y muchas de ellas súper originales.
Las nueces pacanas caramelizadas que he usado son estás


Ingredientes  para un  molde desmoldable de 23 cm

Para la base de nueces
  • 30 g de mantequilla ablandada
  • 100 g de nueces pacanas caramelizadas trituradas

Para el relleno
  • 600 g de queso de untar
  • 500 g de queso ricotta
  • 4 huevos L
  • 150 g de jarabe de arce

Para la cobertura
  • 60 g de azúcar blanco
  • 60 g de azúcar moreno
  • 3 cucharadas de jarabe de maíz
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 40 g de mantequilla
  • 1 huevo y 1 clara de huevo batidos
  • 100 g de nueces pacanas caramelizadas en mitades



Elaboración
Precalentar el horno a 170 grados.
Extender los 30 g mantequilla ablandada por todo el molde: base y paredes.
Una vez  esté forrado de mantequilla, espolvorear sobre la mantequlla las nueces pacanas caramelizadas trituradas hasta que esté totalmente cubierto de las nueces trituradas.
En el bol de la batidora, batir los dos tipos de queso, añadir los huevos batidos y el jarabe de arce, y mezclar hasta conseguir una mezcla cremosa.
Verter la mezcla en el molde y llevarlo al horno unos 45-60 minutos. La tarta estará lista cuando veamos que se dora por encima y muestre un ligero temblor en el centro. Dejar enfriar.
Para preparar el glaseado de Carmelo, calentar en un cazo el azúcar, el jarabe, la canela, la pasta de vainilla y la mantequilla hasta que coja consistencia de jarabe. Retirar del fuego y dejar que enfríe durante 10 minutos. A continuación incorporar los huevos batidos y mezclar.
Pasar la mezcla por un colador para retirar las posibles impurezas.
Colocar las nueces pacanas caramelizadas en mitades, alrededor del borde de la tarta y agregar un poco de cobertura de caramelo con la ayuda de una cuchara.
Meter la tarta en el frigorífico hasta la hora de servir. Yo aconsejo dejarla toda una noche.
Desmoldar justo cuando se vaya a servir y degustar.
Espero que os guste la propuesta que os traigo hoy, y deciros que merece la pena pasar calor para luego poder degustar esta delicia J
Espero vuestros comentarios, ya que me encanta leeros y saber vuestras opiniones, muaksssss

Image and video hosting by TinyPic

jueves, 24 de mayo de 2018

Helado de fresa y kéfir de frutas del bosque



Hoy, como cada día 25, toca publicar las propuestas del Reto Alfabeto Dulce que organiza mi compi Ana del blog Cook the Cake.

Como ya sabéis estamos en la segunda etapa del reto, en la cual, los ingredientes obligatorios son dos en lugar de uno.
Los ingredientes elegidos para este mes fueron las fresas y el kéfir.
Debo confesar que nunca había visto el kéfir. Pues yo cuando voy al supermercado a la sección de yogures voy directamente a los que uso habitualmente.
.
Desde el minuto uno tenía claro lo que iba a hacer. Estamos en plena primavera y estas semanas está haciendo mucho calor, así que ya tocaba desempolvar la heladera y hacer el primer helado de la temporada.
En esta receta de helado de fresa  he usado kéfir de frutas del bosque y queso cremoso de la marca Xanceda. Por si no conocéis la marca, Xanceda es una granja gallega ecológica. Sus productos llevan leche fresca de sus propias vacas, que salen a pacer a diario y son felices. No contienen ningún tipo de aditivo. Son ecológicos: ni abonos químicos, ni pesticidas, ni nada que dañe la naturaleza.

Vamos con la receta:

Ingredientes




Elaboración
En primer lugar vamos a congelar las fresas (yo las pongo en el congelador el día anterior al que quiero hacer el helado)
Una vez tengamos las fresas congeladas, ponemos todos los ingredientes en una batidora de vaso (también lo podéis hacer en la thermomix) y batimos hasta que conseguir una mezcla cremosa y homogénea.
Si disponemos de una heladera, la ponemos a funcionar según las instrucciones y vertemos la mezcla en ella. La tendremos en funcionamiento hasta conseguir la textura deseada. Si no lo queremos comer al momento, lo ponemos en un tupper y lo llevamos al congelador.
Espero que os haya gustado mi propuesta y os animéis a hacerla J
Espero vuestros comentarios, ya que me encanta leeros y soy parte de esta familia, muakssssss


Image and video hosting by TinyPic

lunes, 21 de mayo de 2018

Plum Cake de Manzana y Canela



No hay nada como comenzar el día reponiendo energía con un delicioso bizcocho casero.
Ayer hice este Plum Cake para el desayuno de esta semana. Ya sabéis mi pasión por los bundt y todo lo que le rodee al mundo de los bizcochos. Me encanta siempre tener algo en casa para el desayuno o la merienda hecho por mí.
En esta ocasión opté por un plumcake de manzana con canela, y por primera vez le introduje la fruta en el medio y la verdad es que me ha encantado esta opción J

Ingredientes  (para un molde de 25x11x7 cm)
  • 220 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar panela
  • 300 g de harina de trigo
  • 5 huevos M
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 2 manzanas peladas y cortadas en láminas
  • Canela al gusto



Elaboración
Precalentar el horno a 170ºC
En un cuenco, tamizar la harina, la levadura y la sal, reservar.
En el bol de la batidora, echamos la mantequilla y el azúcar y batimos con unas varillas hasta obtener una mezcla cremosa y haya triplicado su volumen (unos 5-7 minutos a velocidad media).
Añadimos los huevos de uno en uno, no añadir el segundo hasta que es primero esté completamente integrado a la mezcla, y así hasta terminar de batir los 5 huevos.
Cambiamos las varillas por la pala y echamos la harina poco a poco y batiendo a velocidad baja lo justo para conseguir una mezcla homogénea.
Cogemos el molde que tenemos previamente engrasado (yo utilizo spray desmoldante) y vertemos la mitad de la mezcla, espolvoreamos canela al gusto por encima de la masa y colocamos las manzanas en láminas sobre la canela. Vertemos el resto de la masa por encima y volvemos a  espolvorear con canela y cubrimos con manzanas laminadas.
Horneamos unos 45-50 minutos o hasta que el insertar una brocheta, esta salga totalmente limpia. Dejamos enfriar un poco dentro de molde y una vez esté templado, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Ya tenemos nuestro plumcake listo para servir y degustar!!!
Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy, os animéis a hacerla y contarme que os ha parecido J

Image and video hosting by TinyPic