lunes, 12 de febrero de 2018

Donuts Caseros



Con la entrada de hoy participo en el reto #donutworrysiescasero que organiza CocinandoSabores.
El reto consiste en hacer donuts caseros y, en el día de hoy, llenar las redes sociales con imágenes de ellos J  Para ello debemos etiquetar las fotografías de nuestros donuts caseros con el hastang #donutworrysiescasero,  y así poder ver todos los donuts que se prepararon para la ocasión. Que os parece la idea??
Os animáis a ver todas las propuestas??
Aquí os dejo la mía, la receta es del blog Webos fritos.

 Ingredientes para unos 9-10 donuts

Para la masa de arranque
  • 3 g de levadura fresca
  • 90 g de agua tibia
  • 140g de harina de fuerza (yo usé de 13 de proteína)

Para la masa principal
  • 3 yemas de huevo M (50 gramos)
  • 15 g de leche
  • 20 g de levadura fresca (yo usé la de la marca levital)
  • 30 g de azúcar blanco
  • 125 g de harina de fuerza (yo usé de 13 de proteína)
  • 5 g de sla
  • 30 g mantequilla a temperatura ambiente
  • Aceite de girasol para freír (es importante que sea de girasol, ya que este tipo de aceite no añade sabor como el de oliva)

Para el glaseado
  • 150 g de azúcar glasé
  • 2-3 cucharadas de agua
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla



Elaboración
Comenzamos haciendo la masa de arranque, para ello desmenuzamos la levadura en el bol de la batidora. Vertemos el agua tibia y removemos con una espátula.
Montamos a la batidora el accesorio del gancho, añadimos la harina y mezclamos unos 30 segundos a velocidad media. Formamos una bola y la ponemos en un bol enharinado, la tapamos con papel film y dejamos reposar 1 hora a temperatura ambiente.

Ahora preparamos la masa de los donuts. Para ello colocamos la masa de arranque en el bol de la batidora, añadimos la leche, la levadura, el azúcar, la harina y los 50 gramos de yema de huevo.
Mezclamos todos los ingredientes, con el accesorio de gancho, unos 5 minutos a velocidad media-baja.
Cuando tengamos una masa homogénea, añadimos la sal y batimos otros 5 minutos.
Por último, sin dejar de batir, añadimos la mantequilla cortada en dados pequeños y amasamos hasta conseguir una masa lisa y brillante.
Formamos una bola y la depositamos en un cuenco limpio enharinado. Lo tapamos con papel film y dejamos reposar 1 hora aprox, tendrá que doblar el volumen. Dependiendo de la temperatura que tengamos en casa, podrá variar el tiempo hasta 2 horas.

Ahora llegó la hora de formar los donuts. Para ello echamos un poco de harina sobre nuestra encimera y ponemos la masa sobre ella. Con la ayuda de un rodillo la estiramos hasta conseguir 1 cm de grosor aprox (yo me he ayudado de unas tablillas niveladoras). Si vemos que la masa no estira bien, es decir, que la estiramos y parezca que quiera volver en sí, la tapamos con un paño y la dejamos reposar unos 10 minutos y luego volvemos a intentarlo, ya que con el reposo, la masa será más manejable.
Una vez estirada la masa, con la ayuda de un cortador de donuts (si no lo tenéis lo podéis hacer con dos aros redondos de distinto tamaño) cortamos las piezas y trasladarlas a una bandeja forrada con papel de horno. Es importante que dejéis espacio entre uno y otro, ya que en el último levado crecerán.
Dejamos levar otra hora y los tapamos con papel film sin que llegue a tocar la masa. Es conveniente que untéis un poco el papel film de aceite, por si llegase a rozar con la masa, no se pegue.
Calentamos aceite de girasol en un cazo, hasta llegar a los 165º-170º C


Recortamos el papel de horno, alrededor de cada donuts (este proceso se hace para que al meter el donuts en el aceite, éste no pierda su forma) y comenzamos a freírlos. Tenemos que meter el papel de horno a freír con el donuts, y en cuanto lo tengamos en el cazo, retiramos el papel con la ayuda de unas pinzas (una vez depositemos el papel y el donuts, sale con mucha facilidad, ya que al ponerse en contacto con el aceite caliente, se depega)
Freímos los donuts, unos 2-3 minutos por cada lado. Es muy importante mantener la misma temperatura (165-170ºC) durante todo el tiempo de freír.
Los donuts tienen que quedar con un ligero tono dorado, tenemos que prestar mucha atención, ya que se pueden pasar con mucha facilidad.
Los sacamos y los colocamos en un colador para que suelten el exceso de aceite, luego los colocamos sobre una rejilla para que acaben de enfriar.
Una vez fríos, pasamos a glasearlos.
Para elaborar el glaseado, ponemos el azúcar glasé en un tazón no muy grande, lo más ajustado al tamaño del donuts y añadimos el extracto de vainilla y el agua. Mezclamos hasta conseguir un glaseado espeso. Tenemos que tener en cuenta que el glaseado no nos quede muy líquido, ya que sino al glasear no nos formará esa deliciosa costra que queremos conseguir. Para ello os aconsejo que pongáis 2 cucharadas de agua y luego vayáis añadiendo la tercera según veáis la textura que va cogiendo.
Glaseamos los donuts, para ello cogemos un donuts con cuidado y lo bañamos en el glaseado hasta la mitad y lo colocamos sobre una rejilla.  Y así hasta que terminemos de bañar todos los donuts.  Y ya los tenemos listos para degustar!!!
* Lo ideal es comerlos en el día, en mi casa no duraron ni dos horas jajajaja
Pero en el caso que no queráis atiborraros como yo, podéis congelarlos. Simplemente cuando estén fríos, los envolvéis en papel film y los metéis en el congelador.
El aspecto es muy muy parecido a los que se compran en el supermercado, pero el sabor es un poco distinto, para mi están más ricos que los comprados.
Si os animáis a hacerlos, ya me diréis que os han parecido ….
Y hasta aquí mi propuesta de hoy, espero que os haya gustado y me dejéis en comentario con vuestra opinión. Me encanta leeros, muakssssssssss
Image and video hosting by TinyPic